Cronicas Tritón – Operación Escorpión 2011

Tras la encrucijada de Valdivieso los ALADOS Y los TRITONES siguen siendo enemigos irreconciliables.

Debido a la crisis para obtener materias primas ambos bandos se han enterado de la existencia de un yacimiento de piedras preciosas en un pueblo llamado Ramales. Hasta ahí han llegado en sus aviones los alados. Los tritones, que se habían enterado de estas noticias por medio de sus servicios secretos de espionaje han hecho una incursión terrestre y han instalado radares de última generación para detectar el avance de los alados.

Ninguno de los 2 bandos conoce la ubicación exacta del yacimiento pero es de vital importancia para ellos llegar hasta él para obtener los fondos necesarios para poder mantener sus respectivos poblados.

El alto mando de los ALADOS ordenó sobrevolar la zona con un avión de alta tecnología pero el sistema de radares de los TRITONES lo detectaron antes de que el avión cayese por un fallo operativo. El avión estaba provisto de 3 cabezas nucleares.

Los TRITONES saben por sus servicios secretos que el avión había localizado la ubicación exacta del yacimiento, pero también saben que a la tripulación no le dio tiempo a trasmitir por radio la información, por lo cual deducen que las coordenadas están en la caja negra del avión. A esta misma conclusión llegan los ALADOS. Con lo cual la obtención de dicha caja se convierte en un objetivo prioritario para ambos bandos.

De todas formas, el alto mando de los ALADOS quiere enviar otro avión de reconocimiento pero para ello antes ha de eliminar los 3 radares que sabe que están en poder de los TRITONES.

Asimismo los TRITONES como no disponen de la ventaja que proporcionan los aviones no tienen la intención de dejar que salgan más aviones por lo que se proponen destrozar el hangar y con él los 3 aviones que todavía les quedan a los ALADOS:

No nos olvidemos de las 3 cabezas nucleares que han quedado diseminadas por el territorio ya que ambos bandos pretenden encontrarlas y llevarlas a sus respectivas bases.

Esto, que podría parecer un guión de película, es la premisa de una partida de Airsoft que está organizando un grupo de Vizcaya. Las Crónicas Tritón están de nuevo en marcha, y esperemos que esta vez nos divirtamos tanto como en la primera partida que organizaron allá por el 2008…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *